Control Fiscal Micro

Las Auditorías, enmarcadas dentro del control fiscal micro, se traducen en la vigilancia sistemática y permanente sobre las diversas entidades del Estado y aquellos particulares que manejan recursos públicos que son sujetos de control de la CGR, o que son objeto del control excepcional. Esta labor se concreta anualmente mediante la formulación y la ejecución de un Plan de Vigilancia y Control Fiscal - PVCF, que contiene la programación de las entidades y los puntos de control que se auditarán durante el año. Siete contralorías delegadas sectoriales se encargan de manejar los procesos relativos a la planificación y la realización de auditorías. El resultado final del control fiscal micro queda registrado en un informe de auditoría, el cual se comunica a la entidad auditada y que puede ser consultado por la opinión pública. Como resultado de las auditorías, las entidades deben elaborar un Plan de Mejoramiento que contenga las acciones correctivas para subsanar las observaciones formuladas por la CGR.

 

Los hallazgos con incidencia fiscal, disciplinaria o penal se ponen en conocimiento de la Contraloría Delegada para Investigaciones, Juicios Fiscales y Jurisdicción Coactiva, la Procuraduría y la Fiscalía, respectivamente.

Proceso Auditor

Es un proceso sistemático que evalúa, acorde con las normas de auditoría generalmente aceptadas vigentes, la política pública y/o la gestión y los resultados fiscales de los entes objeto de control fiscal y de los planes, programas, proyectos y/o asuntos a auditar, mediante la aplicación de los sistemas de control fiscal o actuaciones especiales de vigilancia y control, para determinar el cumplimiento de los principios de la gestión fiscal, en la prestación de servicios o provisión de bienes públicos, y en desarrollo de los fines constitucionales y legales del Estado, de manera que le permita a la Contraloría General de la República fundamentar sus opiniones y conceptos.

 

El ejercicio del Control Fiscal practicado por la Contraloría General de la República, se orienta a la consecución de resultados que permitan, establecer sí los recursos humanos, físicos, financieros y tecnologías de información y comunicación puestos a disposición de un gestor fiscal, se manejaron de forma eficiente, eficaz, económica y de manera transparente en cumplimiento de los fines constitucionales y legales del Estado.

 

Las Auditorías, enmarcadas dentro del control fiscal micro, se traducen en la vigilancia sistemática y permanente sobre las diversas entidades del Estado y aquellos particulares que manejan recursos públicos que son sujetos de control de la CGR, o que son objeto del control excepcional.

 

Esta labor se concreta anualmente mediante la formulación y la ejecución de un El Plan de Vigilancia y Control Fiscal (PVCF)*, que contiene la programación de las entidades y los puntos de control que se auditarán durante el año.

 

Siete contralorías delegadas sectoriales se encargan de manejar los procesos relativos a la planificación y la realización de auditorías.

 

El resultado final del control fiscal micro queda registrado en un informe de auditoría, el cual se comunica a la entidad auditada y que puede ser consultado por la opinión pública.

Como resultado de las auditorías, las entidades deben elaborar un Plan de Mejoramiento que contenga las acciones correctivas para subsanar las observaciones formuladas por la CGR.

 

Los hallazgos con incidencia fiscal, disciplinaria o penal se ponen en conocimiento de la Contraloría Delegada para Investigaciones, Juicios Fiscales y Jurisdicción Coactiva, la Procuraduría y la Fiscalía, respectivamente.

*El Plan de Vigilancia y Control Fiscal - PVCF, es la programación anual del control fiscal micro, el cual se desarrollará en una única fase y tiene como propósito articular y armonizar la vigilancia de la gestión fiscal, a través de la aplicación de la Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral en sus diferentes modalidades.

Lo que usted quisiera saber sobre el Plan Nacional de Vigilancia y Control Fiscal

  1. ¿QUÉ ES?

Es una herramienta estratégica mediante la cual la Contraloría General de la República define la programación de auditorías a sus sujetos de control fiscal, políticas públicas, programas de inversión y otros asuntos prioritarios, con el propósito de cuidar que los recursos públicos sean invertidos en beneficio de la gente.

  1. ¿CUÁL ES SU CAMPO DE ACCIÓN Y QUÉ NORMAS LO DEFINEN?

Su territorio de aplicación está demarcado por los mecanismos de vigilancia y seguimiento al recurso público que pertenece a todos los colombianos. Para eso la Contraloría aplica el ejercicio del control fiscal preventivo y concomitante, que complementan el control posterior y selectivo.

En casos especiales la CGR puede actuar en equipo con las contralorías territoriales o aplicar su facultad prevalente, frente a ellas, es decir, desplazarlas temporalmente del conocimiento de un asunto especialmente sensible. Así, puede obtener el resarcimiento de daños causados al patrimonio público.

Las normas que le sirven de sustento para hacerlo están relacionadas con el Acto Legislativo 04 de 2019 y el Secreto Ley 403 de 2020.

  1. ¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES RETOS?

 

Aumentar la cobertura del control fiscal mediante una mayor especialización, disponibilidad de talento humano y uso de herramientas tecnológicas que permitan un mejor y oportuno seguimiento a la utilización del recurso público.

 

Hacer óptimos los ejercicios de fiscalización para dar respuesta oportuna a las solicitudes de la ciudadanía y del Congreso de la República frente al uso de los recursos públicos en los temas de mayor relevancia para el país, en los órdenes nacional y regional.

 

Disponer de las herramientas tecnológicas y el análisis de la información en tiempo, con el fin de generar las alertas oportunas para adelantar el control posterior y selectivo soportado en las advertencias generadas en la ejecución del recurso público.

 

  1. ¿LOS PEROCEDIMIENTOS APLICADOS POR LA CGR EXISTEN TAMBIÉN EN OTROS PAÍSES?

 

Sí. La Contraloría General de la República adoptó las Normas de Auditoría para Entidades Fiscalizadoras Superiores (ISSAI), a las cuales se acogen varios países.

 

En concordancia con las Normas ISSAI, las auditorías que se programen y ejecuten deben tener un enfoque basado en riesgos.

 

  1. ¿QUÉ INSTRUMENTOS HAY PARA MEDIR ESOS RIESGOS?

 

Son muy importantes los insumos arrojados por el análisis de datos que realiza la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata (DIARI), entre ellos, el análisis de información, mallas de contratación, análisis de riesgo).

 

Las Contralorías delegadas Sectoriales, la Unidad de Seguimiento y Auditoría de Regalías y las Gerencias Departamentales Colegiadas deben actualizar las matrices de riesgo de las entidades a su cargo, involucrando en este proceso a los directivos, coordinadores de gestión, supervisores encargados y funcionarios auditores.

 

  1. ¿CUÁNTAS MODALIDADES DE AUDITORÍA HAY Y EN QUÉ CONSISTEN?

 

Son seis y se definen básicamente así;

 

Auditorías Financieras:  Evalúan el control interno financiero y expresar un concepto; evalúan la ejecución del presupuesto y emiten la opinión correspondiente y evalúan las reservas presupuestales para efectos de su refrendación. Fenecen la cuenta fiscal consolidada de cada entidad.

 

Auditorías de cumplimiento: Se llevan a cabo para evaluar si las actividades derivadas de la gestión fiscal, operaciones financieras e información cumplen, en todos los aspectos significativos, con las regulaciones o autoridades que rigen a la entidad auditada.

 

Auditorías de Desempeño: Deben considerar dentro de sus objetivos la evaluación de la economía, eficiencia y eficacia de los procesos y procedimientos de sujetos de vigilancia y control fiscal. También los planes, programas y proyectos para el otorgamiento de los bienes y servicio a una población objetivo por parte del Estado, así como la evaluación del control fiscal interno.

 

Intervenciones Funcionales: La Contraloría General de la República podrá intervenir en los ejercicios de vigilancia y control fiscal a cargo de las contralorías territoriales de manera oficiosa, desplazándolas en sus competencias y asumiendo directamente el conocimiento de los asuntos objeto de intervención.  

 

También puede hacerlo por solicitud del gobernador o el alcalde distrital o municipal respectivo; La asamblea departamental o el concejo distrital o municipal; una comisión permanente del Congreso de la República; veedurías ciudadanas; el contralor territorial del órgano de control fiscal competente para conocer el asunto; el Auditor General de la República; el Secretario de Transparencia de la Presidencia de la República; El Procurador General de la Nación; el Fiscal General de la Nación; el Defensor del Puebloy a solicitud de la ciudadanía, a través de los mecanismos de participación que establece la Ley.

 

Auditorías de límite del gasto:  Corresponden principalmente al control asignado a la Contraloría General de la República sobre el cumplimiento de los acuerdos de reestructuración de pasivos e incumplimiento de los límites del gasto y de la revisión de los contratos o convenios realizados por las entidades territoriales o en sus entidades descentralizadas.

 

Actuaciones especiales de fiscalización: son aquellas aplicables de manera excepcional y en respuesta a procesos de demanda imprevisible que requieran actuaciones de vigilancia fiscal por parte de la CGR, de manera ágil previo el surtimiento del procedimiento establecido para ello.