El Espectador.com: Ya están tejiendo la red

El Espectador.com: Ya están tejiendo la red

¿Ya están tejiendo la red?

Feliz coincidencia: inmediatamente después de mi columna del domingo pasado sobre la demora del Ministerio de las TIC para empezar a resolver el lío de la reversión, apareció el contrato con unos abogados para tramitar el tribunal de arbitramento y hasta se presentó la demanda en la Cámara de Comercio de Bogotá. ¡Qué celeridad!

No la tienen fácil los dos distinguidos juristas de impecable trayectoria que escogió ese Ministerio para enfrentarse a Comcel y a Telefónica-Movistar. La Contraloría General de la República y la Agencia de Defensa Jurídica del Estado van a tener también un arduo trabajo, pues el riesgo es que se pierdan cientos de miles de millones de pesos del patrimonio público.

Ha pasado demasiado tiempo desde cuando esos operadores quedaron obligados a revertir sus redes al Estado. Buena parte de las redes pudo haber desaparecido, pues en la industria de las telecomunicaciones se puso de moda eso que llaman "tercerizar"; entonces se las vendieron a unas multinacionales que se dedican a comprar torres que después les alquilan a los mismos operadores.

Otro problema grande es quién y cómo valorizó las pretensiones del Ministerio de las TIC en su demanda, lo cual me lleva a recordar que en 2011 advertí lo que podía perder el Estado colombiano gracias a la llamada Ley Echeverry, de iniciativa del entonces ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry, miembro de enredadas juntas y hoy presidente de Ecopetrol.

En virtud de esa ley, el Estado colombiano tuvo que enfrentar que Telefónica de España no pudo cumplir sus compromisos de pago del pasivo pensional de la vieja Telecom, empresa ya liquidada. Entonces fusionaron la operación de Telecom con la de telefonía móvil de Telefónica para que la Nación asumiera parte del lastre pensional. Esta jugada financiera fue celebrada con alborozo en la bolsa de Madrid, que vio valorizar la acción de Telefónica, gracias al lapo que se daba el presupuesto nacional de la excolonia llamada Colombia.

Como consecuencia de esa fusión, hoy en día el 30% del capital de Telefónica-Movistar es de la Nación. Pero hay un detalle: cuando la empresa móvil de Telefónica se valorizó para esa fusión, se suponía que la red de telefonía móvil celular era 100% de los españoles. Sin embargo, como consecuencia de la decisión de la Corte Constitucional en 2013, esa red es de la Nación y debe operar la reversión.

Según mis cuentas elementales, ahora a la Nación le correspondería un porcentaje mucho mayor del capital de Telefónica-Movistar. Interesante conocer cómo se resolverá este tema en el tribunal de arbitramento.

Mientras tanto, ¿sabe el ministro Luna si el ingeniero Molano dejó firmado el contrato para que los operadores celulares le paguen al Ministerio el arrendamiento de las redes que son de la Nación? Si es así, ¿cuánto es el pago mensual y desde cuándo están pagando?

Posdata: recuerdo a los lectores que trabajo para Caracol TV y Blu Radio, que tienen asuntos con el Mintic.

Fuente: El Espectador.com - 20 de febrero de 2016