Takaisin

radionacional.co: Contraloría alerta sobre deterioro de rellenos sanitarios en Colombia

A través de su delegada para el Medio Ambiente, la Contraloría General de la República, reiteró la necesidad de viabilizar alternativas que permitan la protección de los recursos naturales renovables, gestionando los residuos sólidos de forma eficiente y eficaz.

El organismo advirtió que en Colombia se siguen priorizando las acciones basadas en rellenos sanitarios, que fueron en el siglo pasado, soluciones para el tratamiento de residuos sólidos desde la perspectiva de salud pública. 

Los problemas de operación de varios rellenos sanitarios son una constante en el país, en esta ocasión, las alarmas frente al tema comenzaron gracias a Walfa Constanza Téllez, contralora delegada para el Medio Ambiente. Luego de evaluar varios rellenos sanitarios, encontró problemas en su operación, sostenibilidad y mala cuantificación frente a las tarifas que se cargan a los usuarios.

El organismo de control reveló que, en 2019 en los resultados de la auditoría de desempeño a la política pública para la gestión integral de Residuos Sólidos en Colombia, en la cual se evaluó desde el ciclo de generación hasta la disposición final, los casos estudiados presentan múltiples alertas sobre el deterioro progresivo de las zonas donde se encuentran situados.

Igualmente, las principales conclusiones de la auditoria exponen la existencia de múltiples deficiencias en los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos de los municipios y la imperante necesidad de pasar de un modelo de manejo de residuos sólidos lineal a uno circular. Esto, con el fin de reutilizarlos repetidamente y consérvalos dentro de la economía al finalizar su vida útil.

En el caso específico del Relleno Sanitario Doña Juana en Villavicencio, sobre el cual se han producido diversos llamados de atención para que el operador implemente mecanismos adecuados de disposición y eliminación de los residuos sólidos, se detectaron varias deficiencias, además de fallas en el control y seguimiento por parte de las autoridades ambientales.

Por esto, la Contraloría General de la República señaló que presuntas fallas en el manejo y disposición de residuos, falencias en el cálculo de los valores de tarifa establecida para su operación, daños a los recursos naturales y la contaminación ambiental, son temas de investigación para la Fiscalía General de la Nación.

Según destaca la Contraloría, en Colombia se siguen priorizando acciones basadas en rellenos sanitarios que fueron, en el siglo pasado, soluciones para el tratamiento de residuos sólidos desde la perspectiva de la salud pública. Por ello, los nuevos compromisos son exigir el estudio e implementación de buenas prácticas que incluyan la valoración de los desechos, la reducción de su disposición en rellenos  y la inclusión de ciclos productivos que permitan el adecuado aprovechamiento de estos residuos.

 

Fuente: radionacional.co - 13 de octubre de 2020