Takaisin

elheraldo.co: Contraloría establece hallazgos fiscales en Cartagena

EL HERALDO conoció la más reciente auditoría del ente de control fiscal, en la que alerta sobre un posible detrimento de $457 millones en la era Dionisio Vélez y que alcanza a tocar la de Manolo Duque.

 

La Contraloría, en su más reciente auditoría a Cartagena, conocida por EL HERALDO y presentada en noviembre de 2016, establece posibles hallazgos fiscales durante 2015 en el distrito, en la era de Dionisio Vélez (2013-2015), y que alcanzan a tocar en parte a la del suspendido Manolo Duque (2016-2017).

Aunque el informe, de 97 páginas, hace alusión a hechos que se iniciaron en 2015, el ente de control fiscal pone de presente que las aparentes anomalías, sobre todo en materia de Educación, no habrían sido puestas en conocimiento de las autoridades competentes, por parte de la administración distrital, a la fecha de la revisión.

Se trata de supuestos hallazgos fiscales por 457 millones de pesos en los recursos del Sistema General de Participaciones, SGP, de la capital bolivarense, que habrían dejado ineficaces gestiones de la administración distrital, y en concreto de las secretarías de Educación y Salud.

El organismo revisor, en una misiva dirigida a Manolo, le informa además que la calificación de la gestión del distrito fue de 74,39, "ubicándose en el rango de desfavorable", y cifra los hallazgos en un total de 22 de tipo administrativo, cuatro fiscales y nueve disciplinarios.

Duque fue suspendido como medida cautelar mientras se adelanta la investigación por las presuntas irregularidades en el seguimiento y control a las construcciones ilegales de la ciudad en donde se encontraron irregularidades en 56 de ellas, tras el colapso del edificio Portales Blas de Leso II el 27 de abril pasado, en que hubo un saldo trágico de 21 muertos y 23 heridos.

A Vélez, en el segundo semestre de 2015, ya la Contraloría le había puesto de presente una serie de informes con la revisión de los recursos de regalías durante los años 2012, 2013 y 2014, por obras que se pagaron pero que no se terminaron, en los que estableció hallazgos con presunto alcance fiscal por 2.023 millones de pesos. Se cuestionó por ejemplo un contrato de mayo de 2014, que se suscribió entre la Unión Temporal 'Vías de Cartagena' y el Distrito, para la 'Construcción, mejoramiento, rehabilitación y adecuación de vías en diferentes barrios y sectores del Distrito de Cartagena'. Y en enero pasado se conocieron presuntos hallazgos por 6.835 millones en 2015, en dependencias como la Secretaría de Educación, la Secretaría de Participación, Valorización Distrital, Corvivienda, la Secretaría General y el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte, DATT.

Cheques robados

Habla la auditoría de un informe del Fondo del Servicio Educativo, Fose, de la Secretaría de Educación Distrital, del 6 de julio de 2015, sobre un presunto robo de 22 cheques y el cobro de éstos por más de 100 millones de pesos en la institución educativa oficial John F. Kennedy.

Encuentra aquí el ente de control que, por ejemplo, "transcurrido más de un año, estos hechos no fueron trasladados a las autoridades competentes por parte de la Alcaldía y la Secretaría". Y aquí toca el reporte la administración de Duque durante 2016.

Y frente al hallazgo en concreto, indica la Contraloría que al analizar los movimientos de la cuenta bancaria mediante la cual se manejan los recursos de gratuidad transferidos al colegio, se comprobó que durante mayo y junio de 2015 se cobraron 19 cheques por más de 100 millones de pesos, "que no corresponden a compromisos con cargo a los recursos de gratuidad".

En medio del proceso, el Banco Davivienda, donde reposa la cuenta, devolvió más de 4 millones 500 mil pesos, porque pagó un cheque a una sola persona cuando en el manejo de la cuenta especial se especifica que debe haber dos firmas para el desembolso. Por ello, la suma del presunto hallazgo fiscal quedó en 95 millones de pesos.

Encontró también el organismo auditor que para la época de los hechos el colegio no contaba con el manual de tesorería obligatorio, y que "en cuanto a la custodia de la chequera, se observó que el bien mueble (vitrina) dispuesto por el rector para el resguardo de este documento no posee todas las condiciones necesarias de seguridad".

Sobrecostos en medicamentos

En otro hallazgo detectado por la Contraloría, tasado en 197 millones de pesos, al revisar los precios de los medicamentos facturados y compararlos con el Sistema de Información de Precios de Medicamentos, e igual al comparar algunos de los procedimientos facturados con las tarifas del Soat, "se aprecia que existe sobreprecio con respecto a los valores facturados".

Se afectaron así, pone de presente la auditoría, los recursos destinados a la población más pobre, no cubierta con subsidios a la demanda y eventos no POS.

Agrega el ente de control que aunque las IPS tienen una tarifa institucional, "esto no es óbice para que se salgan de los márgenes de precios del mercado y mucho menos de los regulados por el Ministerio".

Pagos de procedimientos POS

De igual forma, halla el organismo revisor que se efectuaron pagos por suministros de medicamentos y procedimientos que se encuentran incluidos en el POS, es decir, que debieron ser asumidos por las EPS del régimen subsidiado y del contributivo, y no por el distrito.

Se causó de esta manera, dice el informe, un presunto detrimento patrimonial de 149 millones de pesos.

Lo anterior, debido a que el Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, "asumió gastos que no le correspondía cancelar y que no recobró a las EPS o entes territoriales responsables de la afiliación o vinculación de los usuarios atendidos".

 

Fuente: elheraldo.co - 12 de junio de 2017