Takaisin

diariodelhuila.com: Deuda externa llegaría este año al 60% de lo que produce el país

Desde que llegó la pandemia al país, en marzo, el nivel del endeudamiento externo colombiano ha aumentado en US$9.992 millones hasta julio. Es decir, pasó de US$140.197 millones en el tercer mes del año a los ya mencionados US$150.189 al séptimo mes.

 

Mientras en julio la deuda externa de Colombia alcanzó el 53,6% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), para un total de US$150.189 millones (entre el endeudamiento público y privado), máximo histórico desde que tiene datos el Emisor (1995), los analistas no descartan que cierre el año en 60%.

En el último mes analizado, la cifra creció 8,7% frente a lo registrado al cierre de julio de 2019 (US$138.127 millones).

Del total de US$150.189 millones que adeuda el país, US$83.068 millones corresponden a la deuda pública, de los cuales US$82.324 millones son a largo plazo y los US$744 millones restantes son a corto plazo. Como proporción del PIB, el rubro correspondiente a lo público llegó a 29,6 como porcentaje del PIB, el más alto en la historia.

Respecto al comportamiento del pasivo privado, este totalizó US$67.121 millones a julio, representando el 23,9% del PIB. De ese monto, US$43.768 millones están a largo plazo, mientras que el restante está corto plazo.

Vale decir que desde que llegó la pandemia al país, en marzo, el nivel del endeudamiento externo colombiano ha aumentado en US$9.992 millones hasta julio. Es decir, pasó de US$140.197 millones en el tercer mes del año a los ya mencionados US$150.189 al séptimo mes.

Público y privado

El endeudamiento público pasó de US$73.924 millones que registraba en marzo a US$83.068 dos meses después, es decir, su aumento fue de US$9.144 millones. Por su parte, la deuda privada pasó de US$66.273 millones a US$67.121 millones en el periodo en mención, incremento de US$848 millones.

La deuda externa del país creció en un 30%, debido al bajo recaudo tributario del último año. Así lo explicó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla quien indicó que este tipo de endeudamiento se ha registrado en varios países en los últimos meses.

Carrasquilla señaló que con esto también pretenden ayudar a la recuperación económica del país en lo que queda de este año y el próximo, lo cual está contemplado dentro del presupuesto presentado al Congreso.

Carrasquilla señaló que con esto también pretenden ayudar a la recuperación económica del país en lo que queda de este año y el próximo, lo cual está contemplado dentro del presupuesto presentado al Congreso.

“Nos hemos endeudado dentro de los límites de lo prudente y en diferentes segmentos, con el fin no solo de sustituir esa caída tan dramática de recaudo tributario sin afectar los programas existentes en materia de política social, en materia de inversión pública, que son fundamentales aún en situaciones tan difíciles”, agregó el ministro Carrasquilla.

De acuerdo con cálculos del Ministerio de Hacienda, la deuda del Gobierno superará este año el 60% del PIB, lo que sería una cifra histórica.

Vale recordar que se ha tenido que incrementar el endeudamiento del país con el fin de atender las necesidades creadas por la emergencia sanitaria del covid-19.

Financiación

“Según el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el país necesita financiar $130,4 billones para la vigencia fiscal 2020 debido a las necesidades de gasto derivadas de la pandemia del coronavirus”, señalan expertos.

Durante este año el Gobierno prevé recibir US$5.300 millones antes que termine el año, de la Línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si se comparan los datos de julio con los de junio, la deuda colombiana aumentó en  2,4% en lo que va del año. “El aumento ha sido de un 7,2%, teniendo en cuenta que en enero la deuda externa estaba en US$140.039 millones”, explicó el Emisor.

De hecho, las fuentes de financiamiento externo que se tenían previstas para 2020 aumentaron en un 264%, respecto a las que se plantearon en el Plan financiero presentado a comienzos de año, “pues en aquella ocasión se estimaba que el monto de este endeudamiento fuera de US$2.978 millones”.

Para 2021 se prevé que el país deba recurrir a fuentes externas de financiamiento por US$6.500 millones (2,1% del PIB), los cuales serían cubiertos a través de emisiones en el mercado internacional de capitales y préstamos con los bancos de desarrollo multilateral y bilateral.

Alertas

Ya incluso, como lo analizó EL NUEVO SIGLO, existe una alerta temprana de las firmas calificadoras sobre la economía colombiana, y más concretamente sobre el nivel de deuda y su impacto en el manejo fiscal, tiene muy inquieto al Gobierno y los analistas.

La decisión reciente de Colombia en torno a aceptar la extensión del cupo de deuda contingente con el Fondo Monetario Internacional por US$17.300 millones y utilizar US$5.300 millones para el plan financiero de este año, está bajo la lupa de las calificadoras.

Tanto Standard & Poor’s, (S&P) como Fitch Ratings y Moody’s se preguntan si con ese nivel de deuda, que podría llegar al 60% o 65% del Producto Interno Bruto (PIB), el panorama fiscal es sostenible precisamente cuando por la caída del crecimiento, producto del coletazo de la pandemia, se están perdiendo ingresos tanto por recaudo de impuestos como por divisas.

Le recomendamos: Alerta temprana por lupa de calificadoras a deuda versus PIB

En atención a ello, el equipo económico gubernamental está a la espera de nuevas reuniones con las agencias calificadoras con el fin de estudiar el contexto y respuesta que ha tenido el país bajo el nuevo escenario fiscal y económico tras la crisis por el coronavirus.

Más recursos

La crisis de la pandemia exigió al gobierno colombiano buscar recursos para atender la emergencia, ayudar a trabajadores y empresas y tratar de mantener la economía lo mejor posible. Eso obligó a un aumento en la deuda externa.

Es decir, si la deuda que tiene hoy Colombia se divide entre los colombianos censados, cada uno de los ciudadanos estaría debiendo $11 millones 884 mil.

Para analistas, si Colombia utiliza mal estos recursos prestados, podría estar en los próximos años en una peor crisis.

“Si Colombia accede a esos créditos y los usa en gasto corriente, seguramente en el año 2021 o 2022, el presupuesto general de la nación se va a ver gravemente afectado, en términos de servicio a la deuda para tener que pasar esos recursos”, señaló Mario Valencia, director de Cedetrabajo.

Además, esa deuda traerá efectos para los colombianos.

Según el exministro Juan Camilo Restrepo, es necesario que muchas más personas empiecen a tributar con el objetivo de conseguir recursos que permitan disminuir esa deuda, algo que no ocurrirá en menos de una década.

Según el exministro Juan Camilo Restrepo, es necesario que muchas más personas empiecen a tributar con el objetivo de conseguir recursos que permitan disminuir esa deuda, algo que no ocurrirá en menos de una década.

Por su parte, el Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, dijo que la deuda pública podría crecer en por los menos 10 puntos del PIB, al exponer los costos que trae consigo la pandemia del covid-19.

Según el Contralor, la declaratoria de emergencia sanitaria y de dos emergencias económicas y sociales, suponen fuertes restricciones al aparato productivo, y han dejado necesariamente unas secuelas preocupantes.

“Es posible que suframos un retroceso de 10 años en el avance logrado en temas como la distribución del ingreso, la mejora en los índices de empleo formal. Los sectores más vulnerables y las empresas medianas y pequeñas se verán sensiblemente afectados”, indicó.

A esto se suman otras dos previsiones negativas: la caída de la economía este año será del 5,5%, de acuerdo a las estimaciones del propio Gobierno, y las finanzas del Gobierno Central Nacional terminarán con un déficit de 8,2% del PIB.

 

Fuente: diariodelhuila.com - 14 de octubre de 2020