El acceso a la función pública es un derecho político que conlleva una alta dignidad y, correlativamente, una gran responsabilidad con la ciudadanía; pues el fin último de la gestión pública es la plena realización de los derechos y libertades de las personas. En ese propósito, la Contraloría General de la República está puesta al servicio de la ciudadanía y de los gestores fiscales en los niveles: departamental, distrital, metropolitano y municipal, con el fin de contribuir al mejoramiento de la gestión pública mediante sus productos y servicios de vigilancia y control fiscal.
 
Destacamos la importancia de incluir en las actas de informe de gestión, lo atinente a los proyectos críticos, las obras inconclusas, o también denominados “elefantes blancos”, identificados en sus respectivos territorios, dado que se trata de proyectos u obras que involucran recursos públicos y aún no se han culminado o no se han puesto al servicio de la comunidad.

Pues bien, conforme a lo preceptuado en la Ley 2020 de 2020, "por medio de la cual se crea el Registro Nacional de Obras Civiles Inconclusas de las entidades estatales y se dictan otras disposiciones", la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata -DIARI- de la Contraloría General de la República administra ese registro con base en la información reportada por las entidades del orden nacional, departamental, distrital y municipal, sobre las obras civiles inconclusas de su jurisdicción.

A eso se suma la información que la misma Contraloría General de la República posee en relación con los proyectos de gestión fiscal que tienen problemáticas de ejecución, denominados proyectos críticos y obras inconclusas (elefantes blancos), los cuales han sido abordados mediante el Programa “Compromiso Colombia”, que constituye un mecanismo de facilitación de acciones que contribuyan a la ejecución de proyectos para lograr la terminación y su puesta en funcionamiento.

Con tal propósito, a continuación encontrarán un tablero que le permitirá a la ciudadanía y a los mandatarios, -tanto a los salientes, como a los electos-, acceder a la base de datos de obras inconclusas del territorio colombiano, -compuesta por la información reportada por las entidades del orden nacional, departamental, municipal, distrital, sobre las obras civiles inconclusas de su jurisdicción y las identificadas por la Contraloría General de la República, de la mano con la ciudadanía, además de las que a la fecha se reportan como entregadas y que hicieron parte del registro. Esto, sin perjuicio de que se incluyan en el Acta de Informe de Gestión obras que, por alguna razón, no hayan sido reportadas y no consten en el Registro Nacional de Obras Civiles Inconclusas.

La invitación de la Contraloría General de la República a través de esta iniciativa es a que los mandatarios salientes, incluyan en su Acta de Informe de Gestión, al separarse de sus cargos, la información de la totalidad de las obras civiles de sus jurisdicciones. De igual manera, que se cumpla con la obligación legal de reportar las obras civiles inconclusas, dando cumplimiento al mandato legal dispuesto en la ley 2020 de 2020 y seguir impulsando la totalidad de obras civiles de sus jurisdicciones para cumplirle a la ciudadanía en la satisfacción de sus necesidades.