Contralor aboga por preservar independencia de entidades fiscalizadoras superiores y dice que Contraloría en Colombia afronta presiones de grupos de poder afectados por decisiones

COMUNICADO DE PRENSA No. 169


 

  • “Aquí, como en todo el mundo, hay gentes que piensan que el país es de ellos y los demás vivimos en arriendo. Pero, así como ellos son ciudadanos colombianos, yo también lo soy”, afirma el Contralor Felipe Córdoba al instalar en Cartagena Cumbre de Contralorías y Tribunales de Cuentas de Latinoamérica y el Caribe. 

  • Advierte de amenazas permanentes y sistemáticas para tratar de acabar con las entidades fiscalizadoras superiores y señala casos en varios países de América Latina y el Caribe. 

  • A 5.500 millones de dólares llegan los ahorros obtenidos con la aplicación del control preventivo y concomitante, resaltó el Contralor. El modelo de control fiscal anterior solamente recuperaba $750 mil millones al año. 

Cartagena de Indias, 1 de diciembre de 2021.- Con un mensaje contundente sobre la necesidad de preservar la independencia de las entidades fiscalizadoras superiores, el Contralor General de la República, Felipe Córdoba, dio la bienvenida a sus colegas de Latinoamérica y el Caribe, reunidos aquí en la Trigésima Asamblea de la OLACEFS, e indicó que la Contraloría en Colombia sufre las presiones permanentes que tienen estos organismos de control “porque hay grupos de poder en nuestro país que se ven afectados por las decisiones de la entidad”.  

“Sabemos que nuestra función no es del agrado de quienes actúan trasgrediendo las leyes con el objetivo de apropiarse de los recursos de los colombianos, sin embargo, no nos preocupa, porque la Contraloría General de la República de Colombia no es Felipe Córdoba, es una entidad con una tradición de casi 100 años, técnica y con funcionarios de gran experiencia e idoneidad”, anotó.  

“Nuestro trabajo es fundamental en el desarrollo de nuestros países, pero sobre todo como soporte de nuestras democracias, ante las amenazas permanentes y sistemáticas por tratar de acabar con las entidades fiscalizadoras superiores”, afirmó luego.  

Consideró el jefe del organismo de control que se debe reivindicar y hacer honor al principal atributo de las entidades fiscalizadoras del continente iberoamericano: su independencia.  Y, por ello, con esa intención manifiesta, se escogió como sede de la XXX Asamblea Ordinaria de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS) al Palacio de la Proclamación en la Ciudad Heroica, que tiene un enorme valor histórico y emblemático porque representa la génesis de la independencia nacional. 

“Para la Contraloría General de la República de Colombia, la independencia de nuestras entidades fiscalizadoras superiores -proclamada y demostrada con creces- constituye un pilar esencial.  Así lo postula la Declaración de México de la INTOSAI.  Esta independencia es condición fundamental para salvaguardar los recursos públicos que se destinan a garantizar las demandas sociales de nuestras naciones”, recalcó.  

Ataques a Entidades Fiscalizadoras Superiores en el continente 

El Contralor puso de manifiesto como hoy las entidades fiscalizadoras superiores del mundo afrontan grandes desafíos, debido a los ataques que vienen enfrentado en tiempos recientes y citó al respecto algunos casos que se han dado en países de Latinoamérica y el Caribe: 

*En Ecuador incendiaron los expedientes de la Contraloría para que sus investigaciones no pudieran seguir su curso.  

*En Chile hoy un candidato presidencial que lidera las encuestas propone eliminar la Contraloría.  

*En Brasil, el presidente del Tribunal de Cuentas recibió amenazas contra su integridad antes, durante y después de realizar la auditoria a las cuentas del Estado.  

*En Costa Rica se hizo evidente las presiones de grupos políticos para evitar la vigilancia en la red educativa del bicentenario la cual se relaciona la conectividad de las instituciones educativas de este país.  

*En Ecuador se conoció de posibles presiones externas para generar cambios en el personal de la Contraloría. 

*Y en Guatemala la labor de fiscalización durante la pandemia fue puesta en entredicho por sectores políticos. 

Beneficios del control preventivo y concomitante  

El Contralor expuso en la instalación de la asamblea de la OLACEFS algunos logros y beneficios que ha traído la aplicación del control preventivo y participativo en Colombia, con la adopción de las nuevas tecnologías de la información para realizar vigilancia permanente y en tiempo real desde la fuente y uso de recursos.  

Reveló, por ejemplo, que llegan a para realizar 5.500 millones de dólares los ahorros obtenidos con la aplicación del control preventivo y concomitante. El modelo de control fiscal anterior solamente recuperaba $750 mil millones al año, recordó.