Zurück

elperiodicoweb.com.co: Transparencia y abuso de autoridad

La amplia gama de términos que utilizamos en nuestro idioma, hace prever la tendencia en la reacción de nuestros interlocutores. Un ejemplo de ello se presenta en el desarrollo de un interrogatorio en una sala de audiencia oral, acerca de establecer la culpabilidad en un accidente de Tránsito. A un testigo se le pregunta: ¡A qué velocidad iba el vehículo de color rojo cuando GOLPEÓ al otro? – Y al otro testigo se le pregunta: ¿A qué velocidad iba el vehículo de color rojo cuando CHOCÓ con el otro? – A la pregunta cuando CHOCÓ, la respuesta de velocidad era mayor.

Algunas personas se molestan por las interceptaciones o las grabaciones que puedan haberle sucedido, mientras que otros manifiestan no molestarle porque no tienen nada que tapar, o por no realizar actividades ilícitas, y para ellos es mejor que comprueben su vida transparente. Por eso con las cámaras de seguridad montadas en todas las ciudades, se comprueba que la SEGURIDAD debe prevalecer a la PRIVACIDAD, porque las autoridades deben de asegurarse de qué personas habitan las ciudades, No incluyo casos de abusos actuales.

Pero una de las preocupaciones más sentidas de la comunidad, es la de poder determinar la transparencia moral de quienes están ejecutando el control como autoridad en el país, ya sea a nivel administrativo: Jueces, Fiscales, Abogados, Funcionarios Públicos, Policías, o simplemente quienes ejercen algún cargo, con el aval de la autoridad competente.

La comunidad expresa en diversas formas sus dudas por las constantes irregularidades que en algunas partes del país rayan en abuso de autoridad; cuando se conocen casos que testimonian la manipulación de pruebas, con la omisión de quienes ejercen autoridad, y los honestos que están en desacuerdo con dichas conductas, se convierten en una PIEDRA EN EL ZAPATO.

En mi aislamiento pude rememorar pasando las páginas de mi libro radicador de Peritajes, Conceptos Técnicos, Reconstrucción de Accidentes, Avalúos Comerciales y Planimetrías, que esta labor ha sido fructífera y en ocasiones difícil para el esclarecimiento o comprobación de los hechos. Lo importante es que los Fiscales y los Jueces pueden encontrar así a un fiel aliado, para que todos los jóvenes que nos anteceden, reconozcan lo importante que es su labor ejercida con transparencia por el bien de la verdad. Si no se es de carácter firme e imparcial, no debe desarrollar estas actividades.

El Fiscal general de la Nación, el Contralor y el Procurador, han ejercido un buen equipo en contra de la Pandemia de la Corrupción. No cree uno posible que los auxilios y los contratos se hayan adaptado a su desviación en unas Gobernaciones, unas Alcaldías y en general estén involucrados 27 funcionarios o más, en los 17 mil contratos por valor superior a los 33 mil millones de pesos. Claro está que “en río revuelto, ganancia de pescadores”, porque esta ocasión fue aprovechada por creer que no estaban bien vigilados por los entes de control.

Doctores: Francisco Barbosa, Carlos Felipe Córdoba y Fernando Carrillo: Fiscal, Contralor y Procurador, nuestras felicitaciones.

 

Fuente: elperiodicoweb.com.co - 28 de mayo de 2020