Zurück

elheraldo.co: La malla de la alimentación que rodea el sobrecosto de los mercados en Sucre

La Procuraduría ordenó practicar unas pruebas para establecer los posibles nexos entre operadores del PAE y las firmas contratistas de los mercados.

La Procuraduría, la Contraloría y la Fiscalía tienen en sus manos una nueva denuncia, según la cual, detrás de los modestos proveedores de los mercados para personas vulnerables en Sincelejo habría poderosos contratistas que se han quedado con los más jugosos contratos de alimentación en la capital sucreña.

La información fue dada a conocer por el abogado John Turizo Hernández, quien destapó los presuntos sobrecostos en los 26.666 mercados por los que el contralor general suspendió al alcalde Andrés Gómez Martínez.

Las ganadoras de los contratos para los mercados son las firmas Abastos y Fruver El Paraíso S.A.S., y Surtivíveres Comercializadora y Distribuidora S.A.S., que manejaron, cada una, $1.999.995.000.

La nueva denuncia de Turizo, quien está amenazado desde que denunció los presuntos sobrecostos, tiene seis páginas y por ella la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa ordenó la recolección de cuatro pruebas para comprobar los nexos que señala.

Su objetivo, explica en el documento, es descubrir “la malla de la alimentación compuesta de una negra telaraña que tiene detrás a enormes arañas Goliat que, sin escrúpulo alguno hacen un festín con los recursos que de manera directa deberían mitigar temporalmente el hambre de las familias vulnerables de Sincelejo” y que él considera de lesa humanidad.

En el caso de Surtivíveres, Turizo señala que este contratista tiene poca o nula experiencia para firmar un contrato multimillonario y como resultado de su investigación encontró que el correo electrónico que registró Surtivíveres en la Cámara de Comercio y el número telefónico que aparece en esta y en la Fundación Social Altagracia es el mismo de Elkin Joaquín Murillo Gómez.

Este último, según la resolución Nº 2500 del 3 de agosto de 2018, modificó los estatutos de la Fundación Social Altagracia (Funsal), actuando como su representante legal, “y es precisamente la Fundación Social Altagracia (Funsal) la que recientemente fue favorecida por el alcalde Andrés Gómez Martínez con la adjudicación del contrato del Programa de Alimentación Escolar (PAE) de Sincelejo 2020 por $7.487.539.800”.

“Por lo anterior queda evidenciado que para el caso específico de Sincelejo se puede determinar que existen elementos determinantes para correlacionar que hay un nexo claro de la conformación de una corrupta malla de alimentación que está acaparando todos los contratos de suministros de alimentos. Cuya malla o red corrupta ha ejecutado los contratos del PAE – Sucre y PAE – Montería, asimismo en otras ciudades del país, y a través de otras fundaciones”, asegura el denunciante, quien enfatiza en que es una situación inexplicable, si se tiene en cuenta que estas fundaciones han sido denunciadas por su mal proceder.

Turizo afirma que las dos bodegas donde empacaron y guardaron los 26.666 mercados que repartió la Alcaldía, como parte de la operación de que bautizó con la cita bíblica Isaías 26:20, “son las del doctor Adolfo Ramírez Godoy, el que maneja el PAE de Sincelejo”.

Ello, según él, evidencia el nexo entre este y los ejecutores de los contratos 003 y 004 de 2020, en manos de Abastos y Fruver, y Surtivíveres, cuyos representantes legales son, respectivamente, María Eugenia Mercado Pertuz y Diomedes de Jesús Guevara Pereira.

Para darle más peso a su denuncia, el abogado aporta el testimonio de un empleado del Parque Industrial de Sincelejo que da cuenta que “Adolfo Ramírez primero alquiló la bodega que está a la izquierda entrando después de la portería, y ahora alquiló otra bodega, que es la que está más adelante en la misma acera, la bodega es la que está al lado de la bodega de los operarios de Electricaribe”.

“Todos estos días ha venido el alcalde Andrés Gómez a las bodegas donde están empacando los mercaditos, lo acompañan varias personas en camionetas. Cuando viene es a tomarse fotos y el que se las toma es un señor alto, gordo, moreno, y dice cómo deben hacerles los videos cuando el alcalde está cargando los mercaditos. Quien atiende al alcalde las veces que ha venido es el doctor Adolfo Ramírez y le explica cuántos mercaditos llevan empacados. En una ocasión el doctor Adolfo esperó al alcalde con hamburguesas y para todos sus acompañantes, recuerdo ese día, porque el que comió más hamburguesas fue el señor moreno, gordo, alto, fue muy chistoso porque los que estaban acompañando al alcalde gritaban cuida’o con el comelón de hamburguesas”, añade.

El testigo sostiene que “el año pasado también llegaba a la bodega del PAE el alcalde anterior Jacobo y también lo atendía el doctor Adolfo”.

“En días atrás, delante de todos, afuera de la bodega, duraron un rato hablando el alcalde Andrés, el doctor Adolfo y el papá del alcalde Jacobo”, afirma el testigo.

De este último, el denunciante indica que frecuentaba, pese al aislamiento obligatorio, la oficina de contratación de la Alcaldía de Sincelejo cuya jefe es Andrea Gutiérrez Ahumada, vinculada también a las investigaciones por los sobrecostos y amiga de Ramírez Godoy.

EL HERALDO intentó conocer las versiones de Elkin Joaquín Murillo Gómez, Adolfo Ramírez Godoy y Omar Quessep Sierra (padre del exlcalde) sobre esta denuncia, pero no fue posible porque para el caso de los dos primeros las personas (hombres) que respondieron los celulares al conocer que los llamaban de esta casa periodística manifestaron que los ciudadanos estaban en una reunión, mientras que para el caso del señor Quessep el número de contacto que se tiene de él aparece como no asignado.

 

Fuente: elheraldo.co - 28 de mayo de 2020