Atrás

Túnel presenta fallas de difícil reparación, y no fue recibido por interventoría ni por la ANI. $96 mil millones en hallazgos fiscales por obras en Túnel de Crespo en Cartagena

Comunicado de prensa No 217

 

  • Concesionario demoró las obras para percibir ingresos del recaudo de peajes y así invertir menos de lo inicialmente pactado. Duplicó su tasa interna de retorno.
  • El túnel presentó fisuras en la placa de supresión de muros laterales, fracturas longitudinales y transversales en las losas de concreto, desprendimiento de agregados, grietas y fracturación múltiple.
  • No se dio cumplimiento a las especificaciones técnicas de los concretos, ocasionando daños prematuros a lo largo de los 1.1 kilómetros de la estructura.

 

Bogotá, 16 de diciembre de 2016.- La Contraloría General de la República llevó a cabo una auditoría a la Concesión Vial Cartagena – Barranquilla, en la que evidenció daños generalizados en el semideprimido del Anillo Vial de Crespo, que se dio al servicio en abril del presente año. También se detectaron deficiencias constructivas en el Parque Lineal e incumplimiento del Índice de Estado del pavimento de las obras de doble calzada ejecutadas.

Igualmente se encontraron atrasos en las obras que generaron un desplazamiento al modelo financiero, con presunto detrimento patrimonial de $37.318 millones de pesos indexados a septiembre de 2016.

Las deficiencias en los materiales por reacción de los agregados del concreto, en el proceso constructivo y por problemas de contracción del concreto, ocasionó daños prematuros a lo largo de los 1.1 kilómetros de la estructura del semi deprimido, que podrían configurar un presunto detrimento patrimonial del estado por el valor del túnel de $58.975 millones indexados a septiembre de 2016.

En visita de inspección realizada a las obras del túnel y las rampas de acceso, se evidenciaron daños como agrietamientos en los muros, losas con presencia de fallas, tales como fracturas longitudinales y transversales, discontinuidades, fisuras longitudinales y transversales, desprendimiento de agregados, descascaramientos, grietas en bloque y fracturación múltiple, pese a que la obra entró en servicio en abril del presente año.

La auditoría estableció 9 hallazgos administrativos, de los cuales 8 tienen presunto alcance disciplinario y 2 presunto alcance fiscal por $96.294 millones a precios de septiembre de 2016.

Dicha obra no ha sido recibida por el interventor ni por la ANI y por lo tanto cualquier afectación debe ser asumida por el concesionario. El valor de desplazamiento de la inversión fue sometido a Tribunal de Arbitramento por parte de la ANI.