Atrás

Debilidades en la Planeación, Ejecución, Supervisión e Interventoría en el “Armando Maestre Pavajeau”

Comunicado de prensa  No. 223

 

  • Un detrimento patrimonial de 5 mil 167 millones de pesos, evidenció en el estadio de futbol de la ciudad de Valledupar “Armando Maestre Pavajeau” la actuación especial de fiscalización culminada recientemente por la Contraloría General de la República.
  • La Gobernación del Cesar no habría cumplido  con el objeto del proyecto, el cual era construir un escenario conforme a las normas internacionales y nacionales vigentes y con las adecuadas condiciones e instalaciones desde el punto de vista técnico y funcional, donde se pueda presenciar de manera cómoda y segura un encuentro deportivo de futbol.
  • Deficiencias en el proceso constructivo y/o calidad de la obra, serían las principales razones que habría evidenciado la Contraloría, para configurar el hallazgo con incidencia fiscal.
  • Entre otras presuntas irregularidades se encuentra que la superestructura metálica de la cubierta de la tribuna oriental del estadio de fútbol presenta elementos sin anticorrosivo y la soldadura no es continua, así mismo falta ajuste en algunas de las uniones estructurales. Además, que la cubierta textil instalada en las dos tribunas se observa con desajustes debido a que los elementos de sujeción y fijación (tensores y contravientos) se encuentran sueltos.

 

Bogotá 27 de diciembre de 2016, Con ocasión de la actuación especial de fiscalización adelantada por la Contraloría General de la República a 11 contratos de obras celebrados por la Gobernación del Departamento del Cesar,  financiados con recursos  provenientes de regalías, se  evidencia un detrimento patrimonial en cuantía de 5 mil 167 millones de pesos, para las obras del estadio de fútbol de la ciudad de Valledupar “Armando Maestre Pavajeau”.

El 20 de enero del año 2014, la Gobernación del Cesar suscribió el contrato de construcción y/o ampliación y/o adecuación y remodelación de este escenario deportivo, por un valor de $33.345 millones y por un plazo inicial de 18 meses, es decir hasta el 28 de agosto del año 2015. Posteriormente, sobre el referido contrato, el ente departamental realizó una adición por $16.671 millones.

El tiempo total de ejecución terminó siendo de 21 meses, es decir hasta el 25 de noviembre del año 2015 y según comunicación de la Gobernación del Cesar de fecha 21 de septiembre del 2016, dirigida al equipo auditor de la Contraloría, por el citado contrato el ente departamental pagó un valor total de $49.682 millones.

La Contraloría General de la República dentro de la actuación especial de fiscalización realizó entre otras, inspecciones en los meses de abril y octubre del presente año, encontrando deficiencias en los acabados y falta de terminación de pisos y fisuras en los mismos, además de deficiencias constructivas como:

  • Que la superestructura metálica de la cubierta de la tribuna oriental del estadio de fútbol presenta elementos sin anticorrosivo y la soldadura no es continua, así mismo falta ajuste en algunas de las uniones estructurales.
  • Que la cubierta textil instalada en las dos tribunas se observa con desajustes debido a que los elementos de sujeción y fijación (tensores y contravientos) se encuentran sueltos.
  •  Que algunas barandas metálicas instaladas en la gradería occidental presentan abolladuras y dobladuras, también las platinas de fijación con desniveles y en algunas falta la fijación de pernos.
  • Y en algunos muros de concreto se instalaron accesorios eléctricos que no cumplen con la normatividad.

Además del hallazgo fiscal de la Contraloría General de la República en cuantía de cinco mil 167 millones de pesos, en el contrato de obra del estadio de fútbol de la ciudad de Valledupar “Armando Maestre Pavajeau”, el órgano de control fiscal encontró que las presuntas deficiencias relacionadas con la superestructura metálica de la cubierta de la tribuna oriental del estadio de futbol y con la cubierta textil instalada en las dos tribunas ha ocasionado entre otras, incomodidades a los usuarios cuando ocurren lluvias.

El contrato inicial celebrado para llevar a cabo las obras del estadio de Valledupar, fue suscrito por el entonces secretario de Infraestructura de la Gobernación del Cesar Omar Enrique Maestre Velez y por el contratista Consorcio GMP Construcciones y Grupo Capitol conformado por (Grupo Empresarial Capitol con 40 por ciento, Estela María Corneo Piñerez con 35 por ciento y y José Francisco Hernández Madera con 25 por ciento.) el representante legal del contratista fue Gabriel Emilio Marriaga Piñerez.