Boletines de Prensa - 2020

En la vigencia 2019, la USPEC dejó de ejecutar $44.922 millones de su apropiación presupuestal para inversión

COMUNICADO DE PRENSA No. 080

 

 

Bogotá, 30 de junio de 2020.- De acuerdo a una Auditoría Financiera practicada por la Contraloría General de la República, en la vigencia 2019 la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios -USPEC- dejó sin ejecutar $44.922 millones del total de su apropiación presupuestal para el rubro de Inversión ($285.035 millones). Solo comprometió $240.112 millones.

De los recursos no ejecutados, $28.909 millones estaban programados para servicio de información penitenciaria y carcelaria para la toma de decisiones –construcción ampliación de infraestructura para generación de cupos en los Establecimientos de Reclusión del Orden Nacional (ERON); y $14.720 millones para infraestructura penitenciaria y carcelaria con mejoramiento.

El presupuesto de inversión 2019 se impactó en $2.109 millones al asumir pasivos exigibles - vigencias expiradas, que datan desde el 2013.

Durante la vigencia 2018 la USPEC solicitó aprobación de cupos para comprometer apropiaciones de vigencias futuras en el presupuesto de gastos de la vigencia 2019, recibiendo autorizaciones en cuantía de $101.803 millones para los rubros de funcionamiento e inversión, sobre los que se asumieron compromisos por valor de $83.869 millones.

Y dejó sin utilizar $17.934 millones de los cupos de las vigencias futuras para el desarrollo de los procesos contractuales orientados a la adquisición de bienes, servicios y para los proyectos de inversión de la Entidad.

Recursos sin legalizar sobre un contrato liquidado

La auditoría de la Contraloría permitió establecer también que el Acta de Liquidación de mutuo acuerdo sobre el contrato de fiducia mercantil No. 363 de 2015, celebrada el 31 de mayo de 2018, no relaciona el saldo de los recursos entregados en administración en cuantía de $16.630 millones como tampoco el de los rendimientos financieros desde el momento en que se debieron legalizar.

Para el organismo de control, el hecho de contar con recursos sin legalizar sobre un contrato liquidado, se presenta por deficiencia en los controles y falta de seguimiento efectivo por parte del supervisor.

Publicado el 30 jun 2020 08:30