Boletines de Prensa - 2020

Contraloría General encuentra que rezago en el Transmilenio por la Carrera Séptima está generando sobrecostos

COMUNICADO DE PRENSA No. 007

  • Auditoría de Cumplimiento detecta que la inversión de más de $287.000 millones destinados para la compra de inmuebles, no ha sido utilizada oportunamente.
  • El IDU queda sujeto a Plan de Mejoramiento para corregir falencias encontradas por la CGR.

 

Bogotá, 15 de enero de 2020.- El proyecto para la construcción y adecuación de la carrera séptima de Bogotá al sistema Transmilenio no ha resultado de acuerdo  a las previsiones iniciales y su rezago amenaza con generar mayores costos administrativos y fiscales.

Esa es una de las principales conclusiones de la Auditoría de Cumplimiento a la etapa precontractual del proyecto, realizada por la Contraloría General de la República, a través de su Delegada para la Infraestructura Física.

El ejercicio produjo 13 hallazgos administrativos, 4 con presunto alcance fiscal en cuantía de $448  millones, 3 con mérito para indagación preliminar y 9 con presunta incidencia disciplinaria.

Quedó establecido que el proyecto en su fase de planeacion, estructuracion,  gestión y compra de predios no se ha ejecutado conforme a lo inicialmente previsto.

Los $287.957 millones invertidos en la compra de predios no han resultado eficaces, ya que al no haber sido utilizados oportunamente se está generando  una carga administrativa y económica en el cuidado, custodia y mantenimiento de los inmuebles ya adquiridos.

Durante el proceso de auditoría fueron identificados seis predios para los cuales ya se habían suscrito promesa de compraventa y habían sido realizado pagos parciales por $1.870 millones. Sin embargo, hasta diciembre último no había concluido el proceso de escrituración y registros de la propiedad.

En el contrato 1073 de consultoría y 1104 de 2016, de interventoría, fue determinada la existencia de un presunto daño fiscal en cuantía de $219 millones y $61 millones, respectivamente, ocasionado por mayores valores pagados por el reconocimiento de ajustes.

 

Otras situaciones

Otro de los casos que arroja un posible detrimento por $78 millones se habría producido al no haber sido realizadas ocho de las once reuniones de finalización, debido a deficiencias en la ejecución del contrato.

Igualmente, hay evidencia de un daño patrimonial al Estado por $89 millones ocasionado por pagos al especialista en redes hidrosanitarias.

Fueron advertidos también problemas en el manejo de la información financiera: a juicio de los auditores, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) presenta en los estados financieros a diciembre 31 de 2018 los registros, clasificación y revelaciones de ejecución de los contratos 1073 y 1104 de 2016, de consultoría y auditoría por $10.249.8 millones en la cuenta 1810 de Bienes de Uso Público en Servicio. De acuerdo con las resoluciones que rigen este aspecto de la operación, deberían estar en una cuenta diferente, hecho que podría generar sesgos en la información financiera.

A eso se suma el hecho de que el IDU prorrateó la ejecución del valor de esos contratos en Troncales diferentes a la Troncal Carrera Séptima donde fueron ejecutados otros recursos.

A partir del pasado 6 de diciembre, el IDU quedó comprometido a desarrollar un Plan de Mejoramiento para corregir las falencias indicadas en el informe de auditoría.

Publicado el 15 ene 2020