Atrás

Se giró anticipo de $6.825 millones por obra que nunca empezó:Contraloría General de la República profirió fallo con responsabilidad fiscal, por $8 mil millones, por contrato de METROCALI

img_til

COMUNICADO DE PRENSA No 47

 

  • El anticipo se consignó a una cuenta del contratista y con recursos del mismo se pagaron gastos de personal y de vehículos y también se compraron tiquetes aéreos, sin que se cumpliera el objeto del anticipo, que era iniciar la obra.
  • Según lo pactado contractualmente, el anticipo debería tener como destinación específica la compra de materiales, planta y equipos.
  • El fallo de la CGR se presentó con ocasión de un Contrato de Adecuación de Estudios y Diseños, y Construcción de la Terminal Calima, del Sistema Integrado de Transporte de Cali.
  • Después de múltiples suspensiones y prórrogas, los plazos contractuales se vencieron, sin que nunca se iniciara la etapa de construcción.
  • Los anticipos pagados al contratista no fueron devueltos a la entidad afectada, ocasionando un detrimento patrimonial en cabeza de METROCALI.
  • Ante la gravedad de lo ocurrido, el Contralor Edgardo Maya Villazón puso en conocimiento, tanto del Fiscal General como del Procurador General, el fallo con responsabilidad dentro del proceso fiscal, que es una decisión de carácter definitivo.

 

Bogotá, 18 de abril de 2016.- Al mejor estilo del carrusel de la contratación, la empresa Metrocali le pagó a un contratista de origen israelí (Hafira Ve Hatziva  Ltd.) un anticipo de $6.825 millones de pesos por el diseño y construcción de la Terminal Calima del Sistema Integrado de Transporte Masivo de Cali, sin que nunca se diera inicio a la obra, hechos por los cuales la Contraloría General de la República acaba de proferir un fallo de responsabilidad fiscal por $8.529 millones.

Las obras correspondían a la cabecera localizada en la carrera 1ª entre las calles 70 y 73 de la capital del Valle.

El Presidente de Metrocali para la época era el señor LUIS EDUARDO BARRERA VERGARA, quien suscribió el Acta de Inicio de Ejecución y entrega del anticipo al contratista, y fue hallado fiscalmente responsable, en forma solidaria, junto con la empresa contratista HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA y su representante legal GUI CHEN.

Barrera Vergara autorizó que se girara el anticipo a una cuenta a nombre del contratista, y no como estaba previsto, en uso de la garantía bancaria, por lo que Hafira Ve Hatziva Ltd. tuvo plena libertad para gastar los recursos a su libre albedrío.

Estas circunstancias se agravan aún más, si se tiene en cuenta que el contrato nunca se ejecutó y aun así no se tomaran las medidas administrativas o judiciales para garantizar su cumplimiento y en consecuencia, la amortización del anticipo, o su devolución.

Se trata uno de los casos de más alto impacto regional, tanto por la naturaleza de la entidad afectada, como por la gravedad de los hechos evidenciados:

*Verificados por la Contraloría General de la República los soportes presentados por HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA para justificar el uso del anticipo, se encontraron conceptos como gastos de personal, compra de tiquetes aéreos, reembolsos de caja menor para gastos de papelería, gastos de vehículo y pago de renovaciones de la matrícula mercantil, entre otros.

*El uso dado al anticipo no sólo infringió las obligaciones contractuales, sino que muchos de los gastos se efectuaron sin los correspondientes soportes y sin que mediaran facturas o documentos contables que los justificaran, generándose incertidumbre sobre el destino de los recursos.

*La interventoría del contrato había manifestado con antelación, que la mayoría de los documentos que soportaban el gasto contra el anticipo, no cumplían las exigencias legales que regulan la actividad contable y financiera del país, ni los requisitos establecidos por la DIAN.

*No solamente se pagó el anticipo sin el cumplimiento de los requisitos legales, sino que el mismo fue dispuesto por el contratista para fines distintos a los contractualmente previstos, lo que le ocasionó a METROCALI S.A. una pérdida de $6 mil 544 millones, que a valores indexados equivalen a más de $8 mil 529 millones de pesos.

*Al haberse ejecutado el contrato sólo durante su etapa de preconstrucción, no era posible legal ni contractualmente que se amortizara la suma entregada a título de anticipo, por lo que HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA estaba obligada a restituir integralmente los dineros recibidos de METROCALI S.A., y al no haber sido devueltos, se ocasionó el detrimento patrimonial y la consecuente responsabilidad fiscal.

Ante la gravedad de lo ocurrido, y en su condición de Denunciante Calificado, el Contralor Edgardo Maya Villazón puso el fallo de responsabilidad fiscal en conocimiento tanto del Fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, como del Procurador General, Fernando Carrillo Flórez, para que, en el marco de sus competencias, inicien cuanto antes las investigaciones a que haya lugar, preferiblemente dándoles el carácter de urgente.

Características del contrato origen del detrimento

METROCALI S.A. suscribió el 18 de octubre de 2007, el Contrato No. MC-OP-03-07 con la firma de origen israelí HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA, por una cuantía inicial de $22 mil 750 millones de pesos, y un plazo de   10 meses y 15 días. Sin embargo, el acta de inicio sólo se suscribió hasta el 24 de marzo de 2009, es decir, 1 año y 5 meses después de su firma.

Además, desde su inicio y después de múltiples suspensiones y prórrogas, sólo se agotó la etapa de preconstrucción, por un periodo de 508 días, hasta el 30 de noviembre de 2010, sin que nunca se diera inicio a la etapa de construcción de las obras.

Con la suscripción del acta de inicio, el 24 de marzo de 2009, METROCALI S.A. le pagó a la empresa contratista $6 mil 825 millones de pesos, correspondientes al valor del anticipo, pactado en el 30% del valor del contrato y que debería tener como destinación específica la compra de materiales, planta y equipos, obligándose la empresa contratista a presentar las facturas y demás documentos necesarios para probar que el uso dado al anticipo, correspondía a lo contractualmente pactado.

Publicado el 18 abr 2017 09:30